SEREMI del Medio Ambiente inicia proyecto ” Residuos una segunda oportunidad”.

Con huertas orgánicas inicia proyecto “Residuos Una Segunda Oportunidad” en colegio Luis Braille de La Serena
El objetivo de este proyecto es dar a conocer a la comunidad educativa y regional, la importancia de prevenir y valorizar la actual generación de residuos, promoviendo la adquisición de hábitos y conductas amigables con el medio ambiente.
El equipo de la SEREMI del Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, inició trabajos para ayudar a construir una huerta orgánica en el colegio Luis Braille de La Serena, el cual es uno de los tres establecimientos educacionales beneficiados a través del proyecto “Una Segunda Oportunidad” que contempla además la implementación de puntos verdes, para que estudiantes y apoderados aprendan a separar los residuos desde su origen. La iniciativa ambiental financiada por el Gobierno Regional, contará con la exposición de casos exitosos sobre la valoración de residuos en empresas nacionales y regionales, por medio de la realización de un seminario abierto a la comunidad, el día martes 25 de septiembre a las 09:30 en el Museo Arqueológico de la capital regional.
Sobre los objetivos de esta actividad, el seremi Cristian Felmer, indicó que promover una mayor responsabilidad y participación de la ciudadanía en la prevención y valorización de los residuos domiciliarios: “Esta iniciativa se enmarca dentro de la campaña ‘Una Segunda Oportunidad’, la cual busca sensibilizar a la comunidad sobre la correcta gestión de los residuos. Para ello, hemos trabajado con los colegios Luis Braille, La Concepción y Americano, en la generación de una huerta sustentable y orgánica. La idea es poder traspasársela a ellos. Además, deseamos promover el uso correcto de los puntos limpios en Coquimbo, La Serena y Paihuano, con la adición de seis de ellos dentro de estas comunas”.
Por su parte, Miriam González, profesora diferencial del Luis Braille y gestionadora de la iniciativa, enfatizó que la instalación de esta huerta será un incentivo importante en la formación personal y educacional de todos los alumnos del recinto, tanto del nivel general básico como el laboral especial: “Quisimos aprovechar las fortalezas del sector y de los alumnos. Hay harta área verde, donde antes se plantaban chirimoyos y otros árboles que se han perdido debido a que los dueños han vendido los terrenos, y muchos de nuestros estudiantes están ligados al campo, por lo que vienen con conocimientos previos que hemos querido aprovechar. El trabajo con ellos ha sido excelente. Son un grupo muy comprometido y han aprendido mucho por medio del ejemplo, del hacer. Han construido una huerta sustentable, que les permitirá gestionar mejor sus recursos y poder vivir de ellos. Además, ha aportado a la formación de ellos, tanto personal como educacional, puesto que está dentro del currículum transversal del Colegio. Esto quiere decir que se realizan actividades en todas las asignaturas relacionadas con la presencia de la huerta sustentable”.
Finalmente, María Soledad Hernández, directora del colegio Luis Braille, explicó que la clave para alcanzar un mayor nivel de desarrollo como país es la educación: “La profesora Miriam hizo el proyecto y nosotros decidimos impulsar el trabajo con el SEREMI de Medio Ambiente. Antes teníamos un huerto de claveles, pero se dejó de trabajar por diversos motivos. Ahora hemos podido retomarlo con esta huerta sustentable, extendiendo mis agradecimientos por la visita del equipo del SEREMI del Medio Ambiente, quienes nos ayudaron con el punto oficial. Cuando vemos países más avanzados, sean vecinos o en otros continentes, nos podremos dar cuenta que todo radica en la educación que se recibe en la escuela. Muchas veces, son los niños quienes nos impulsan al cambio. Salvar al planeta es educación”.

About author